A finales de los años setenta en Estados Unidos, una compañía llamada Xerox, que buscaba mejorar la logística de envío de componentes y suministros de fotocopiadoras, se interesó en comparar su desempeño con relación a sus competidores. Como referencia para la solución de sus problemas estudiaron a L.L. Bean, una empresa de productos de pesca, quienes al igual que Xerox, vendían productos por catálogo. A este método lo denominaron “Benchmarking”, una práctica que con el tiempo ha sido adoptada para la investigación de mercados.

Benchmarking consiste en la recolección de buenas prácticas en el mercado haciendo referencia a los casos de éxito, análisis de la competencia, productos, servicios y preferencias de las personas. No se trata de copiar lo que están haciendo los demás, sino de aprender que hacen los líderes para implementarlo a través mejoras.

 

Usos y aplicaciones del benchmarking para tu empresa

Los propósitos por los que se ha realizado el benchmarking en una organización son distintos, varían según las necesidades. Algunos usos son:

  •  Mejorar la satisfacción de los clientes
  •  Cuando se quiere competir a un nivel de mucha exigencia o a una escala internacional
  •  Cuando se busca mejorar la productividad y rentabilidad de procesos
  •  Cuando se requiere incorporar un nuevo desarrollo tecnológico que de alto valor a la técnica de productor o servicios
  • Para estar actualizados sobre el sector
  •  Cuando se requiere un cambio importante en procesos claves

Tipos de benchmarking que puedes aplicar

Benchmarking interno

Se entiende como las operaciones realizadas al interior de una empresa, negocio, o grupo. Como referencia, se toman distintos departamentos de la organización para aplicar mejores prácticas tanto en comunicación, procesos y ventas.

Benchmarking externo

Se divide en competitivo y genérico.

Competitivo: Compara los estándares de una organización con otra. Donde, si es empleado directamente, recoge información de los mismos clientes, antiguos empleados y proveedores de la competencia. De manera indirecta, se hace a
través de internet, catálogos y productos. Si el benchmarking se hace de una forma cooperativa, las empresas competidoras intercambian su información.

Genérico: Consiste en la comparación de los logros de una organización con otra sin importar si es superior, su mercado o industria.

Benchmarking funcional

Trata identificar los casos más exitosos de otras empresas, sean o no competencia.

Asimismo, desde un punto de vista teórico, se distinguen dos tipos generales de benchmarking:

Benchmarking de diagnóstico

Se ayuda de un análisis DOFA para identificar a fortalecer tanto al interior como al exterior de la organización.

Benchmarking completo

este proceso de búsqueda de mejores prácticas, procura mejorar en la innovación y creación de ventajas competitivas de una empresa.

Etapas del Benchmarking:

Existen diferentes etapas o fases para la implementación de un buen proceso de benchmarking las cuales comprenden de: planificación, recopilación de datos, análisis, acción y seguimiento.

Planificación

Consiste en la definición del objetivo principal. En este paso se define específicamente cada producto o servicio y su cadena de valor, y se identifica cada empresa que pueda ser comparable. La etapa de la planificación responde a las preguntas: ¿Qué quiero medir? ¿A quién voy a medir? ¿Cómo vamos hacerlo?

Análisis

Una vez recopilada la información necesaria, se determina la brecha que hay entre nuestra compañía y la estudiada. Es el momento para proponer mejoras.

Acción

Es el momento de ejecutar las propuestas. En este punto se incluyen dos consideraciones principales. La primera consiste en la planificación de tareas estableciendo el qué, cómo, quién y cuándo; la segunda parte se relaciona con las personas y los aspectos del comportamiento al implantar un cambio.

Seguimiento

El seguimiento es la etapa donde se evalúa el esfuerzo. A partir de este punto se toman medidas si se continúa o se mejora el proceso.

Ejemplo de un caso de benchmarking

Starbucks
Starbucks, una cadena internacional de café, ofrece productos bastante elevados comparado con su competencia. Sin embargo, el vínculo emocional que ha construido con sus clientes es muy fuerte: sus tiendas están diseñadas para ser un lugar agradable y cómodo.

En china, por ejemplo, por su cultura, descubrieron que la gente vive experiencias grupales, por lo que decidieron usar en las tiendas mesas largas. Por otro lado, en Estados Unidos se descubrió que la gente tomaba en parejas o sola.

Tienda en China

Este caso demuestra que el benchmarking abarca distintos aspectos con tal de adoptar les mejores prácticas para el sector. Tener a la competencia, pero también inspiración en la mira, de seguro te traerá una mejor perspectiva para mejorar en cualquier ámbito.

 

 

 

Si te gustó el tema y quieres saber, ¡contáctanos!

 

Antes de seguir ojeando los demás blogs, únete a la conversación y…

 

¡comparte!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *